Preguntas Frecuentes

SOMOS ESPECIALISTAS EN ENFERMEDADES DE LA CIRCULACIÓN



Preguntas Frecuentes



Aquí encontrarás respuestas rápidas de algunas de las preguntas más frecuentes



¿Qué son las Várices?

Las Várices son la manifestación de una de tantas enfermedades circulatorias y es uno de los signos de una enfermedad llamada INSUFICIENCIA VENOSA que se manifiesta como venas superficiales anormalmente dilatadas, abultadas y tortuosas, que se observan debajo de la piel y causan trastornos desde el tipo estético y cosmético, así como cansancio, dolor, hinchazón y cambio de coloración en las piernas, calambres hormigueo y entumecimiento, pesadez, de no atenderse debidamente tienen complicaciones como piernas cansadas, úlceras venosas, flebitis, trombosis y tromboflebitis Esta enfermedad es mucho más frecuente en mujeres que en hombres, por razón propia de la feminidad, como hormonas, embarazo y estilo de vida actual como la obesidad, tabaquismo, falta de ejercicio, mantenerse de pie y mantenerse con las piernas cruzadas por periodos prolongados, uso de anticonceptivos y factores hereditarios. Aparecen habitualmente en las piernas, aunque también se pueden desarrollar en otras partes del cuerpo, por lo que las personas que mantienen por mucho tiempo una postura de pie pueden verse perjudicadas. A diferencia de las venas sanas, las varices adoptan un color que varía entre el azul y el morado oscuro y son bastante visibles.



¿Cuales son sus sintomas?

Los síntomas comunes incluyen sensación de cansancio y pesadez de las piernas, con dolor a lo largo de los trayectos venosos, que empeora a lo largo del día, también se presentan hinchazón de los tobillos, eczema o dermatitis y pigmentación de las piernas a medida que evoluciona la enfermedad, más adelante aparece endurecimiento de la piel y del tejido adiposo subcutáneo, que son la antesala a la ulceración de la pierna.



¿Porqué se forman o producen las várices?

Las venas, especialmente las de las piernas, tienen que empujar a la sangre hacia arriba, hacia el corazón y vencer la gravedad. En el interior de las venas hay válvulas unidireccionales que se abren para permitir que la sangre solo viaje hacia arriba es decir hacia el corazón y los pulmones, donde se oxigenara de nuevo para reiniciar el ciclo, estas válvulas al pasar la sangre se cierran de nuevo previniendo que la sangre vaya en sentido retrogrado. Las varices se desarrollan cuando las paredes de las venas están debilitadas, pierden su elasticidad como si fueran una liga de goma que se ha vencido y en consecuencia sus válvulas se debilitan o dañan, esto hace que sean más largas y anchas, provocando que las valvas de estas válvulas se separen y pierden la capacidad para cerrar correctamente. En ese momento, la sangre empieza a fluir en dirección contraria a través de las venas, dilatándolas todavía más. Las venas se hacen más grandes, se dilatan progresivamente, se hinchan y se hacen tortuosas. En consecuencia, con el tiempo se hacen visibles y palpables, con manifestaciones no solo cosméticas, sino molestias que incluyen cambios de coloración de la piel, hinchazón y dolor. Esta debilidad de los tejidos de las venas tiende a relacionarse con determinados factores de riesgo como son el incremento de la edad, una herencia genética de varices o una alta presión en las venas debido al sobrepeso o al embarazo.



¿Cuales son los factores de riesgo para desarrollar várices?

Factores genéticos. Tener a un familiar con varices, incrementa el riesgo de padecer de varices. Aproximadamente la mitad de las personas que padecen de varices tienen una familiares directos que padecen de varices. Edad: El desgaste natural de la edad puede provocar que las válvulas se debiliten y que no funcionen bien. Sexo: Las mujeres son mucho más propensas a padecer de varices. Los cambios hormonales de la pubertad, el embarazo, la menopausia. Las estadísticas sugieren que por cada hombre con varices, hay cuatro mujeres que sufren de venas varicosas, lo que sugiere que otros de los factores pueden ser las hormonas. Embarazo: Durante el embarazo, el crecimiento del útero comprime las venas del abdomen reflejándose esto en las venas de en las piernas. Sobrepeso: El sobrepeso y el sedentarismo hacen demasiada presión a las venas. Tiempo prolongado de pié o sentado. Se relacionan con personas que trabajan de pie por muchas horas o también mantenerlas piernas cruzadas o dobladas por mucho tiempo. Cuando una persona está sentada con sus piernas dobladas o cruzadas, o de pie las venas tienen que trabajar más para empujar a la sangre hacia el corazón. Hormonales: Uso de píldoras anticonceptivas y estrógenos sustitutivos o incluso desajustes hormonales pueden incrementar el riesgo de las mujeres a padecer de varices. Vida sedentaria: El ejercicio mejora el sistema circulatorio, cada vez que caminamos la pantorrilla bombea la sangre de regreso hacia los pulmones, donde se oxigena e inicia de nuevo el ciclo de la circulación.





Hospital Angeles del Carmen

Torre de consultorios médicos

Calle Tarascos # 3473 Piso 4 Interior 430

Fracc. Rinconada Santa Rita, Guadalajara, Jal. México 44690







© 2016 VARICESGDL.COM - Todos los derechos reservados. | Powered by S.W.M.